Estrategia

La planificación para las zonas rurales para el futuro viene determinada por el Reglamento europeo para el desarrollo rural, FEADER. Y a pesar de que la dotación presupuestaria del mismo es limitada, para el nuevo periodo, aunaremos esfuerzos con las administraciones nacionales, autonómicas y locales, junto con la aportación privada, para mejorar la calidad de vida de los habitantes en un medioambiente sostenible. En este documento, la Comisión Europea manifiesta que la forma de intervención que había caracterizado a las sucesivas iniciativas comunitarias Leader, es decir, el enfoque Leader, ha generado buenos resultados en las zonas rurales y en consecuencia, debe ampliarse su alcance. Por ello obliga a los Estados Miembros a que parte de las políticas de las zonas rurales se ejecuten mediante el enfoque Leader, lo que viene a aumentar las posibilidades de intervención de las Grupos de desarrollo Rural en su territorio. El citado Reglamento , relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) considera preciso extender los principios básicos del enfoque Leader a los programas de desarrollo rural de los Estados miembros que integren el eje 4 Leader y, establece que la ayuda concedida en el marco del eje Leader se destinará a la aplicación de la estrategias de desarrollo local de los Grupos.

En definitiva, podemos decir que nuestro espíritu de desarrollo goza de buena salud y nuestra experiencia y capacidades son cada vez mayores. No obstante lo más importante de esta metodología es que gracias a la participación de la población se recogen las necesidades y aspiraciones de nuestro territorio, y con estas ideas y sugerencias se proponen actuaciones de futuro para consolidar el desarrollo sostenible de nuestra zona de actuación.

Para la puesta en marcha de los programas de desarrollo, se parte siempre de un proceso de reflexión promovido por el Grupo de Desarrollo Rural, en el que la sociedad rural y los agentes sociales, económicos y políticos que la representan, participan en un debate y en un análisis de la situación actual de nuestros pueblos y sobre el futuro que desean sus habitantes para el territorio. Para ello se estudia y debate sobre todo el territorio de una forma integral, y así se han propuesto líneas estratégicas de desarrollo para todos los ámbitos de relevancia en nuestra zona de actuación, organizados en diferentes áreas.

Las intervenciones que se llevan a cabo desde el Grupo de Desarrollo Rural Aprovalle-Temple-Costa son de un carácter integral que, lejos de circunscribirse a la diversificación económica de las zonas rurales, contienen actuaciones sobre el patrimonio, el medio ambiente, el tejido asociativo, o sobre los grupos desfavorecidos de población. Así pues, éstas son las premisas sobre las que se diseña la planificación de intervenciones para la zona de actuación, planificación en la que la participación de la población constituye un elemento central